Memoria selectiva

  Una noticia desconcertante nos llega de Marruecos: el embajador de España, de esta España empeñada en “recuperar la memoria histórica” incluso al precio de reabrir las viejas cicatrices de los abuelos, se ha personado, con agregado militar y todo, en el gran homenaje organizado por la dictadura alauíta en memoria del general Mizzian, el…

Otra vez la tea

  Pueden sentarse a esperar quienes aguardan siquiera la esautorización chavesiana de la consejera de Medio Ambiente por decir esa cosa estupenda de que este año habría menos incendios puesto que se juega el Mundial de fútbol y “está demostrado” (¡) que los montes se queman menos mientras la tele trae esos eventos. Eso sí,…

Postmodernidad onubense

  También a Huelva ha llegado la postmodernidad con sus novedades y fuegos de artificio. Miren si no a los funcionarios de alguna “delega” de la Junta practicando el milenario ‘tai chi’ antes de comenzar la jornada de trabajo, no se pierdan a la Onubense proponiendo investigaciones sobre la musicoterapia o poder sanador de la…

El submarino infantil

Un acreditado semanario portugués acaba de publicar un reportaje en el que denuncia que, en una fábrica subcontratada en Portugal por la firma ‘Zara’, son los niños quienes se encargan de coser los zapatos por un módico salario. A cuarenta céntimos el par cosido, la chavalería dedica su tiempo a ese trabajo de adultos, a…

Los platos rotos

¿Quién paga aquí los platos rotos de la arbitrariedad político-administrativa, a qué bolsillos se cargan las facturas ocasionadas por los errores o por los “errores”, ya me entienden, de unas Administraciones que lo mismo conceden ilegalmente un casino de juego que venden una finca invendible sin informar al comprador de la carga que pesa sobre…

Democracia virtual

Hay que agradecerle a la competencia que, habiendo apostado en un principio por banalizar el “rociazo” de la Dipu, haya optado luego por mostrar lo que piensan los ciudadanos sobre el tema. Y lo que piensan, en bastante más de un 80 por ciento de los casos, es que la Dipu no tiene por qué…