Luego vienen los remendones del “régimen” a quitarle hierro a los fríos datos de la estadística, los únicos, en definitiva, que a pesar de la mala fama que le ha agenciado la ignorancia, dicen la verdad posible. Cada indicador socioeconómico que ve la luz empeora las cosas, y el último es el que ha publicado Eurostat, la oficina económica de la Unión Europea, sobre cómo va el paro. Y el paro va de tal manera que Andalucía, a pesar de proclamas y cánticos optimistas, figura en el cuarto lugar del ránking de comunidades españolas, por detrás sólo de Ceuta, Melilla y Extremadura. Ya digo que es posible incluso que salga alguna voz a sueldo diciendo que ese dato no sólo no es malo sino que es estupendo, pero la realidad acaba siempre por sepultar a los pseudólogos. Andalucía partió en la cola y en lacota sigue. Esto puede alegrar a los obcecados y disgustar a sus rivales, pero  a la Junta tendría que pesarle como un fardo intolerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.