La Dipu lo tiene claro a la hora de invertir en los pues los de la provincia el dinero público: los amigos son los amigos ya los demás que les vayan dando. Vean el último reparto de pasta, los 207.000 euros destinados a combatir el absentismo escolar, esa lacra tan extendida y que tanto pesa sobre el fracaso de nuestro sistema público de enseñanza, que han ido íntegros a seis Ayuntamientos “propios” –San Juan del Puerto, Ayamonte, Gibraleón, Paterna, Villalba y Manzanilla–, como debe ser, y ni un duro a los ajenos. Al sectarismo del Gobierno y de la Junta se une el de nuestra institución provincial que, con excusas como la presente, financia por debajo de la mesa a los suyos y, de paso, queda bien. Y el PP callado. Ni siquiera se le ha ocurrido preguntar por qué hacen falta 207.000 euros para una operación que se resolvería sin problemas con un parte diario de los centros a la Delegación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.