Cuarta sesión del plenario seguido contra nuestros periodistas a instancias del presidente Chaves y afines. ¡La gran prueba se ha perdido! Como lo oyen: el video en el que el presunto espía denunciaba a Chaves y los otros como inductores, además de relacionarlos sin ambages con una subastera dedicada a comprar pisos, ¡ha sido robado de una caja de seguridad y en dependencias judiciales! ¿Ustedes qué opinan? Muchos de nosotros, francamente, no sabemos ya qué pensar, pero comprendan que no nos están dejando otra opción que la de pensar que, en efecto, toda esta historia es un gran ‘montaje’… ajeno. ¿Quién puede haberle hecho ese favor a quienes no interesara el video, tan precaria es la seguridad judicial, es que una “acción” semejante la puede acometer cualquiera o habrá que pensar que ha tenido que ser obra de expertos profesionales? En cualquier caso, respondan lo que respondan, el lío en que se han metido absurdamente algunos es colosal y en una democracia seria traería gravísimas consecuencias políticas además de judiciales. ¿Y ahora qué?, insisto. No saben lo que me complace que la respuesta corresponda a la otra parte.

1 Comentario

  1. ¿A cargo de quién está la custodia judicial de las pruebas?. ¿Quién controla la seguridad en sede judicial?. ¿no es el Gobierno de la Junta de Andalucía?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.