Si planteamos esta pregunta en los términos que usaba Renan –“una nación es un plebiscito diario”—qué duda cabe que esta complaciente, novelera y autosatisfecha región de las España que se llama Andalucía podría echarle la pata al más arriscado entre los que pretenden modificar de tapadillo la Constitución haciendo del viejo solar un puñado de taifas. Pero si vamos a ser desde ahora una “realidad nacional” sólo porque lo decida así una docena de profesionales de partido, entre los que hay que subrayar que no figura ni un solo especialista en la materia, entonces apaga y vámonos. Los mismos que tragan con que figuremos a la cola de todos los ránkings, los mismos que se cierran en banda a que se investiguen en el Parlamento saqueos y tropelías, quienes aceptan la práctica índole vitalicia de la Presidencia y no se ponen de acuerdo más que para subirse los sueldos, han decidido hacer de coro en esta ópera bufa montada por los nacionalistas que sostienen a ZP. En adelante vamos a ser la última o penúltima “realidad nacional” de España. Evita eso, por desgracia, sobrepasa con mucho a esta tropa que corre desbocada hacia ninguna parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.