Cuentan que en la prisión provincial se detectó hace poco un caso de ‘legionella’ pero que no se investigó, más que sumariamente, el inquietante caso. Y que ahora acaba de detectarse otro, que sí parece que será investigado al fin como es debido. Es lo menos que pueden hacer teniendo en cuenta el alto riesgo inmunológico de la población carcelaria, pero las primeras impresiones apuntan a que el problema puede proceder del hecho de que la instalación de cañerías no es la adecuada a un centro como ése, es decir, más o menos, lo que ya ocurrió en el hospital “Juan Ramón Jiménez”, cuando hubo que mantener la ridícula alarma de las botellas de agua mineral y las galerías cerradas durante tanto tiempo. ¿Por qué nbo se investigó desde el primer momento la situación de la cárcel, por qué esperar a que se repita el riesgo para actuar? Preguntas vanas dirigidas a los actuales (i)rresponsables sanitarios, pero que no hay más remedio que hacer por lo que pudiera ocurrir.

2 Comentarios

  1. ¿Y qué pasa con la gripe aviar? Se ha detectado en casi todos los países de Europa pero no en el principal paso migratorio que es España.
    ¿Es más peligrosa la alarma social que el peligro mismo?

  2. Lo que pasa en la cárcel de Huelva es que hay casos de legionella y los políticos están ajindamados porque en ella hay “guardados” etarras muy importantes. ¿Se imaginan la que se liaría si lla bacteria e toca a uno de esos brindadores de champán? Pueso eso es lo que pasa en la cárcel. Tanto en Huelva como en Andalucía en general, sólo aquí se da esta noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.