Hay que sopesar con cuidado el cálculo del PP, según el cual, con los 109.000 millones de euros que nos lleva costada la concertación entre la Junta y los llamados “agentes sociales” podrían haberse creado en Andalucía cuatro millones de empleos. El PP no tiene en cuenta, por lo visto, que esa fortuna permite escenificar la paz social, es decir, garantizar el silencio aquiescente de esos profesionales del consenso que, sin embargo, siguen sin representar más que a una ínfima parte de sus colectivos, un 10 por ciento más o menos. ¿Tiene sentido continuar con esa estrategia de la foto y la boca cerrada o valdría más dirimir en libre competencia el conflicto social pero evitándolo a base de invertir productivamente lo que ahora chupan los intermediarios? Ese debate impensable no es ninguna tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.