Los sindicalistas han dejado la pancarta, han vuelto a ponerse el prêt-à-porter y se han ido a echar amistosas cuentas con “su” Gobierno. Méndez ha besado a la Vice primera del ejecutivo y éste, agradecido y sin pensárselo, les ha largado ya, de momento, otros veinte mil millones del ala a los síndicos, para que no falte de nada. Pero ¿no habíamos quedado en que ZP tenía que dimitir y en que era un  embustero? Pelillos a la mar. El besuqueo elocuente del huelguista y la Vice habla por sí solo. Tal vez no se hayan dado cuenta de que ha inutilizado para mucho tiempo el recurso de la huelga con este paripé bienpagado. Pero lo cierto es que ellos son hoy mucho más ricos mientras que la basura, como decía el otro, la han seguido sacando los mismos.

1 Comentario

  1. I am not sure where you are getting your info, but good topic.
    I needs to spend some time learning much more or understanding
    more. Thanks for excellent information I was looking for this info for my mission.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.