Una funeraria gaditana ha denunciado ante la Junta el estado lamentable en que se encontraban los cadáveres de náufragos que debían ser trasladados a Marruecos, y la delegada de la consejería de Justicia en Cádiz ha contestado en plan bestia: “¡Peor podían estar si en vez de en el Instituto Anatómico-Forense permanecieran aún en la playa de Barbate!”. Brutal expresión, talante ignominioso, carencia absoluta de sensibilidad. Para esta tropa un cadáver en una playa es un mero incidente burocrático. ¿Será posible que dejen a esa bárbara sin piedad en su poltrona? Griñán debería salvar la dignidad de la autonomía ordenando siquiera un repaso a la desaprensiva.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.