Tuve oportunidad hace poco (quizá lo haya contado ya aquí en alguna ocasión) de escuchar al profesor Rodríguez Brown, ponente en una de nuestras “Charlas” onubenses, su desasosegante teoría de la burbuja inmobiliaria que él explica divinamente con la fábula del país que se acostó tieso y se levantó millonario una  buena mañana. Hay muchos españoles que, de buenas a primeras, a vueltas con hipotecas y recortes bolsilleros, se han visto de pronto poseedores de una pequeña (o no tan pequeña) fortuna que, sin embargo, no les permite cambiar su estatus ni saltar de un nivel a otro más gastoso y confortable. ¿Quién no tiene una vivienda millonaria en este país en el que los expertos de Bruselas se extrañaban hace ya años ante el hecho que, que a pesar del vértigo mercantil, seis de cada diez españoles vivieran en casa propia, una cifra que luego se ha incrementado y que supera con creces a la estadística europea? Hay quien no la tiene, claro que sí, pero esa muchedumbre de dueños millonarios anclados, que vive como el avaro encerrado en su arcón, constituye, sin duda posible, uno de los fenómenos más curiosos de nuestra historia económica. Hay en este momento en España un puñado de proyectos desmesurados que pretenden construir en viejos pueblos nuevas poblaciones mayores que la entidad originaria, última fórmula de la “especulación desenfrenada” que un relator de la ONU acaba de descubrir en nuestro país. Los periódicos cubren hoy grandes espacios diarios con la crónica de sucesos notables producidos en ese sector y casos como los de Ciempozuelos o Andretx, entre cientos que no es cosa de repetir ahora, demuestran que la tentación del agio urbanístico se ha convertido en una irreversible gangrena del partidismo que corrompe la vida municipal tanto por la izquierda como por la derecha. Toda una nueva picaresca ha florecido en torno a un negocio que comenzó en la noche de la Historia con el sencillo gesto de ocupar la caverna vacía. Pero a ver quién para ahora esa “locomotora” que dicen que es la que de verdad tira todavía de este tren que sabemos de dónde viene pero nadie podría decir a ciencia cierta a dónde va.
                                                              xxxxx
La “paradoja de Brown”, como yo propongo llamar a la broma de nuestro amigo, dice mucho, entre bromas y veras, sobre la inconsistencia de esta cultura económica que está produciendo el fenomenal milagro de crear una legión de millonarios confinados en su áureo territorio y pendientes de la evolución del ‘euribor’. Somos millonarios impracticables, nuevos ricos sobrevenidos en un casino que dificulta al máximo la ‘conversión’ de las ganancias mientras las ruletas siguen distribuyendo fortunas que, en cierto sentido, va a haber que considerar imaginarias a fuer de impracticables. Nunca hubo en nuestra sufrida nación más gente que contara sus caudales en el orden de los millones pero tampoco se registró en él nunca un mayor consumo de ansiolíticos, hecho que, a mi modo de ver, resulta bien significativo. Una legión de potentados cautivos en una burbuja que acaricia onánica e inútilmente el sueño de una liquidación opulenta que seguramente será el yerno o la nuera quienes acaben efectuando. A la ONU se la ha pasado por alto, en todo caso, algo capital, a saber, que esa ficción masiva, fraguada mágicamente en el calderón del mercado, es la que ha permitido el largo periodo de expansión que está haciendo de nosotros esta extraña raza de ricos sin dinero, esta tropa de millonarios entrampados. A saber dónde estaríamos ya si no fuera por ese mercado exactor que se apoya, y de qué manera, en la política podrida pero cuyo decisivo tirón nadie discute en serio. Otra cosa sería que la burbuja estalle y esa ciudad alegre y confiada vaya directamente a hacer puñetas. Con nosotros dentro o flotando como asteroides en la órbita enigmática que nos trazó por su cuenta la vieja pulsión patrimonial.

34 Comentarios

  1. Para doña Epimañanera.
    Fdo. Ónega no peretenece a Vocenro, creo, sino a Onda Cero, como antes a COPE, por otro lado, el mismo «pesebre» donde con tanta independeicnai como solemos reconocerle abreva el jefe de este blog. Al César lo que es del Ónega.

  2. Será difícil pechar hoy con este tema tras el interludio sentimental (e intelectual) de ayer, uno de los mejores artículos de jagm en mucho tiempo, para mi gusto personal. No obstante, vuelve a ser simpático el enfoque de la situaicón ncasera de los españoles, la broma sobre la brubuja inmobiliaria en la que todos son millonarios sin ejercicio, el título tronchante y la sugerencia de que, al final, tantas cuitas y duermevelas irán a parar a manos de yernos y nueras.

  3. Vuelve jagm sobre un tema que le preocupa, como a muchos españoles, y cuya clave él mismo da al apuntar a la energía del sector promotor en la economía como causa de tantos beneficios pero también de tantos males. Con esto de la vivienda y el suelo pasa como con la droga: que hay dinero para todos y ante eso no hay poder que pueda resistirse. No miren sólo a Marbella, port favor, sino a todos esos pueblos que no nombra gm pero que vienen todos los días en los periódicos, y verán que este mal no tiene fácil vacuna.

  4. El Sr. Ónega firma como comentarista en La Voz de Galicia, el buque insignia escrito de Vooocento. También ‘continúa’ haciendo sus pinitos en la tv1, la exclusiva del poder. Lo de OndaCero me permito dudarlo aunque sin fundamento, pues uso el loro sólo para la música. Más bien me suena que esté en Radio Voz, tan flotadora como antes dije. Luego sigo.

  5. A la ‘locomotora’ que bien dice el Jefe, parece que hay técnicos que ya le van notando fallos apocalípticos. Y el estallido de la burbuja de la penúltima frase parece también que puede acaecer más pronto que tarde. Servidora, sin ir más lejos, tiene a la venta tiempo ha un piso a precio ‘de mercado’ y el teléfono de mi inmobiliario no suena. Me temo que mi próxima llamada será para rebajar unos miles de €uro$$.

    Lo de comprar piso en Expaña no es de ayer ni de hoy sino de trasantier. Las leyes de alquiler -con toda mi inquina para los asustaviejas- hacen que el propietario pueda despedirse de su propiedad y diez años más tarde el ‘alquilino’ esté pagando una nimiedad por su uso y disfrute con escasas posibilidades de que el propietario pueda rescatarlo para ponerlo de nuevo en valor.

    Ahora bien, el Anfi hace un pleno al quince cuando afirma que en los últimos tiempos, el trile inmobiliario financia desde los ayuntamientos a la pléyade de moscardones que zumban al amparo de la mierda conocida hoy como partidos políticos. Y no me llamen facha, por fa. O sí, que me da igual.

  6. Para Doña Epi, mi diverida e inteligente amiga.
    No sea contumaz, por fa, que don Ónega, sin perjuicio de las colaboraciones que usted indica está en Onda Cero (Herrera en la Onda), de la que fue director, y estivo en la COPO, en tiempos no tan agrios. A cda acula lo suyo, o como gm suele decir don Ulpiano, «Suum cuique tribuere».

  7. Muy ingenioso: España es el país con más millonarios, pero millonarios neutralizados por la naturaleza inmobiliaria (inmóvil) de su riqueza.

    Lo que pasa, a mi entender, es que esta visión es estática, como una foto fija. Ahora veamos el asunto con una visión dinámica, en el tiempo. Los españoles no quieren enriquecerse con la compra de sus casas (visión estática). Lo que quieren es ahorrar, y dejar a sus descendientes algo que les ayude a seguir adelante en la vida (visión dinámica).

    Todo españolito que se casa se mete en la hipoteca correspondiente, y se espabila como puede para pagarla con penas y trabajos. Pero el estímulo es de primera división: ser propietario de su casa.

    Y cuando mueren los padres, zas, la posibilidad de vender la casa paterna y repartir entre los hijos un dinero que se ha multiplicado.

    A mí me parece muy razonable este modo de proceder.

  8. No se haga nadie ilusiones, ni siquiera ustde mi escéptica Epi, con la bajada de precios de la vivienda. A pesar de ese frenazo al que se refiere, está previsto un alza importante en el precio para el ejercicio actual, y el Ministerio no sabe qué hacer precisamente por eso. Los propios Ayuntamientos andan dando paso adelante paso atrás por lo mismo: por despiste y porque la lógica del mercado les ha hecho torar la toalla. (No quiero ocultarles que tengo relación profesional con el negoico y sé de qué hablo).

  9. Estupenda la idea de rz- Brown de la burbuja repleta de millonarios que no peueden ejercer de tales. Hay en España casos aún más sangrantes: el de los padres forzados ppor los hijos a vender su vivienda para satisfacer la demanda de legítima de sus hijos, herederos forzosos. Hasta me llega que existe una iniciativa para organizarse frente a este atropello incalificable. Lo que nos faltaba es ahorrar toda una vida para que la nena o el nene te fuercen a vender y repartir en beneficio de los que no han ahorrado. ¡Insuperable lo del yerno y la nuera!

  10. La corrupción urbanística no tiene solución, sobre todo mientras sigan con el truco de atacarse mutuamente PSOE y PP, como si no supiéramos que cualquiera que esté en el poder municipal está en peligro de caer en ella. Hay gestores honrados, que no han permitido especualr con el suelo de los pueblos, ni han beneficiado a los promotores, a los que hay que reconocerles el mérito que tengan en la medida en que lo tenga, pero ya está. Hoy mismo, si ustedes hacen una relación de los casos denunciados verán que la podredumbre es universal en España y afecta a todos.

  11. Sigo encantada con lo de ayer, que he vuetlto a releer. Tampoco me imaginaba yo al ogro gm tierno como una jalea. Pero me ha encantado.

  12. Dudoso argumento, don Anfígeno. Primero porque no veo demostrada la intención de los padres de ahorrar para los hijos, sino sus prpopios motivos de subsistencia. Segunbdo, porque los nuevos españolitos van hipotecándose menos a medida que los precios crecen sin tasa, de manera que quedan en casa de papá, con un ojo puesto en la futura venta y reparto del que ya se ha hablado. Sería largo de hablar, claro, pero me parece que todo esto es producto de la perversión del mercado, que funciona sobre la especulación previa del suelo (a la que no son ajenos los Ayuntamientos), la picaresca fenomenal de las recalificaciones (ahí está la última: la de los sobrinos de González en un pueblo regido por el jefe de escoltas de Chaves) y los trucos finacieros.

  13. En la tele tuvo bronca gm con la comisaria política maría antonia no sé qué, supongi que saben a quien me refiero, porque aquel dijo al crearse ese organismo inútil que iba a reslver en un plis plas los problemas de la vivienda, que ya Franco había creado su Instituto Nacional de la Vivienda. Bien pues eso era sencillamente la verdad y hay que añadir que no resiolvió un porblema por el qu ehioz mucho dado que la propaganda de la dictadura se basaba mucho en la construcción de «casas baratas». Entonces había ya especulación de la que se aprovechanan amigos del régimen como Banús o Girón, había Marbellas y Moratalaces, pero no se había producido todavía la epidemia del ladrillismo. Eso de que el último alcalde de pueblo, si quiere y se enitiende con su partido, pueda hacerse millonario visto y no no visto, es cosa que ha traído la partitocracia. Habría mucho que hablar sobre lo que ha tenido que ver en este negocio la financiación ilegal de los partidos, Lo que no quita para que tenga que ver más aún la desvergüenza de muchos políticos.

  14. Sin salir de Huelva, les diré que el primer gran caso (el caso Doñana) fie cosa del cuñade de González y de dos amigos íntimos del entonces presidente, que el abortado superplan de Punta Umbría lo empujaba el secretario provincial Barrero (también concejal y hasta delegado del asunto en el pueblo) y el nuevo los amigos íntimos del partido provincial, o sea, del mismo secretario Barrero, a quien Chaves en persona le tivo que parar los pies poe querer edificar en terreno no urbanizable. Son solo algunos ejemplo, pero hay muchos más. Em Huelva y en Teruel, claro.

  15. Yo diría, tras el inapelable dictamen de mi don Observador, que entonces don Ónega es gallego elevado a ene y nunca sabremos si sube o si baja.

  16. Tengo la impresión de que se nos escapa otra vez la intención compleja del artículo de ja, que apunta a varios lugares y dispara contra varios blancos, políticos, económicos, sociales. La obsesión de la vivienda es característica de España, un país del que su expulsado judíos de hace cinco siglos conservan las llaves de sus casas solariegas o no. Pero jagm lleva razón en que es un problema que hay que mirar desde varios frentes y que la corrupción generalizada, quien o no los políticos, es la causa última de esta meriende de canallas. No tengo hijos al acecho, pero comprendo bien la preocupación expresada más arriba, porque alguna vez me he encontrado profesionalmente ante algún caso parecido en el que hijos reclamaban a padres derechos de legítima. Creo que ese es un asunto que vonvencría abordar normativamente porque la ley quizá s eha quedado anticuada, como en tantos aspectos.
    El artic. de ayer sigue pareciéndome admirable. Lástima que sea tan efímera la literatura de periódicos.

  17. Ni por equivocación tratanb un tema interesante. ¿Nada tiene que decir el «mundista» gómez marín de la conjura descubierta en su periódico en torno al 11-m?
    Un musulmán español.

  18. Lea, don M., otros periódicos y no sólo a los del (los de su) partido, para hacerse con una opinión ponderada. El complot descubierto más ocmpromete a Interior y al Gobierno, en resumen, que a nadie, como ha de comprobarse enseguida. De todas maneras, usted, don M., es sospechoso por origen y por el embozo. (No me lo toem e mal, era una broma).

  19. Ni que gm fuera el guardián de El Mundo de PJ. Y además, ¿qué tiene que ver ese tema con el que hoy trata la cilumna? Déjennos tranquilos, por favor, si no les gusta lo que pensamos y decimos. No sé si uestdes tendrían ese privilegio en sus respectivas páginas. Por ejemplo, diudo que en El País o en ABC –hoy, mañana cualquiera sabe– se puedan hallar opiniones plurales. Yo al menos no las veo en ellos hace muchos años. Un caso: cuando A. Elorza trató de publica en El País un artículo sobre el cuñado de González que había perpetrado un engaño a Haciendo del que había sido «no visto» por los vigilantes del Fisco. se vio rechazado con el texto que, al final, le publicó El Mundo. Después de esa expertiencia lo lógoico hubiera sido quedarse en El Mundo pero Elorza se volvió a El País. Que cada cual sque sus conclusiones.

  20. [prof dice:
    Dudoso argumento, don Anfígeno. Primero porque no veo demostrada la intención de los padres de ahorrar para los hijos, sino sus prpopios motivos de subsistencia. Segunbdo, porque los nuevos españolitos van hipotecándose menos a medida que los precios crecen sin tasa, de manera que quedan en casa de papá, con un ojo puesto en la futura venta y reparto del que ya se ha hablado. Sería largo de hablar, claro, pero me parece que todo esto es producto de la perversión del mercado, que funciona sobre la especulación previa del suelo (a la que no son ajenos los Ayuntamientos), la picaresca fenomenal de las recalificaciones (ahí está la última: la de los sobrinos de González en un pueblo regido por el jefe de escoltas de Chaves) y los trucos finacieros.]
    —————————————

    Amigo Prof:

    Estoy de acuerdo: éste es asunto largo de tratar en todas sus facetas. Yo quería destacar una, de la que se habla poco y se debería hablar más, que es la compra de inmuebles como forma de ahorro, y que creo que no es un argumento dudoso.

    Es muy claro que lo primero que busca el que se compra un piso es vivir en él, pero también invertir en lugar de tirar el dinero en un alquiler que viene a costar casi como la cuota de la hipoteca.

    ¿Y por qué son tan caros los alquileres? Porque los Gobiernos, desde Franco hasta ahora (con la sola excepción, tímida, de la llamada «ley Boyer»), han querido proteger tanto, tanto, tantísimo a los inquilinos, que han conseguido desalentar a los propietarios definitivamente de la idea de poner casas en arrendamiento; con lo que tanta protección ha generado exactamente el efecto contrario del que se supone que pretendía.

    La verdad, no sé de dónde obtiene usted el extraño dato de que cada vez se compran menos pisos con un crédito hipotecario. Todos los indicadores señalan lo contrario, por lo que yo sé, y de ahí el curioso pánico a la imaginaria «burbuja inmobiliaria».

    Efectivamente, el asunto es de largo y complejo análisis. Ahora, si a mí me sobrasen dos mil euros todos los meses, tenga por seguro que me compraría un piso. Sin dudarlo un solo segundo.

  21. Muchos años en el sector me autorizan a decirle Sr. Anfígeno que, en efecto, ha decaído en no pocas autonomías la venta de pisos en el últimi semestre. Otra cosa es que la bajada relativa de aquellos haya paliado el fenómeno, pero no olvide que las hippotecas han subido lo que han subido (la última subida del Uuribor, por ahora, data de antesdeayer).
    Los pisos vacíos son consecuencia del proteccionismo a los propietariso, pero sin olvidar que la actual ley de arrendamientos permite los contratos por plazo definido (un año, seis meses, un mes. incluso un día), o sea que tampoco está tan claro el argimento.

  22. Me extraño de que nadie se haya referido a aviso de la onu que provoca, sin duda, el artic. de gm pero ya es sigbificativo porque es de antesdeayer como quien dice. Y convendría tener en cuenta esas alarmas que vienen de fuera, o sea, desde la imparcialidad. No es discutible que el mercado inmobiliario en españa se nos ha ido de las manos y por esa razón la reflexión a que nos indice gm me parece adecuada y oportuna. Ello aparte es evidente que el hecho de la legión d emillonarios virtuales, por decirlo así, es una realidad, tanto al menos como la infamia que supone (yo también la he tenido que soportar en mi oficio) la exigencia de algunos hijos respecto de sus padres ancianos, de exigirles la legítima.

  23. Y yo que creía que iban a hablar de ET!! Me he llevaod un corte, colegas, son ustedes más aburridos que la hostia.

  24. Vaya por Dios, don Zumbao, hace honro a su mote y yo le envío –seguro que con la anuencia de la mayoría s¡lenciosa del blog– mi absolución «de levi» por su expresión innecesariamente parablasfémica, con perdón de don Ortógrafo por el palabro improvisado. LOs curas hemos disfrutadio mucha sveces de casas de la Iglasia, de casas regulares, y también de casas propias (la mía es familiar) pero también terminamos con freceuncia en asilos, como todo quisque en esta sociedad desalmada. La metáforea de Brown, a quien oigo con deleite en la radio, mnuy graciosa y muy ajustada. La reflexión de ja muy correcta y sugerente.

  25. Es verdad: muchos «millonarios» no tenemos no para tomar un apretivo a mediodía, menos para irnos de vacaciones como hace todo el mundo. Nos quedamos en casa, por ejemplo durante el ferragosto, solos y abandonados de todos, sabedores de que los hospitales están bajo mínimos y la seguridad en precario, el descansillo desierto y los vecinos de bureo. ¡Nuestros millones no nos sirven para nada!
    Los linces que andan cambiandon renta por propiedad (bancos, asilos, entre otros) sabenm lo que hacen. Sería lo más justo, desde luego, en el caso frecuente de abandono en que los ancianos se encuentran, incluso los «millonarios virtuales»… Un asunto muy entertenido, como otros muchos días.

  26. No se ha parado mientes en la divertida brona de la «paradoja de Brown» pero creo que tiene más miga de la que parece. No se trata sólo de causas y efectos económicos, sino de profundas pulsiones psíquicas que fomentan el deseo de propiedad y más en particular el de poseer la casa. Sólo los nómadas carecen de esa pulsiçon, pero hay que ener en cuenta que hasta que aparece la civilización urbana el suelo no plantea problemas y la vivienda tampoco. Lo de Españpa, es verdda, parece bastante especial. Me hubiera gustado escuchar de ustedes alguna reflexión al respecto, en la línea que sugiere gm.

  27. Nunca me explicaré por qué en estas grandes ciudades una vivienda es menos cara que en Madrid o en Sevilla, pero así es. Algo, en efectp, diferencia a la psicología española del propietario, algo que ha cerrado un círculo vicioso y ha dado rienda suelta a la corrupción. Leo desde aquí la historia de El Pocero y parece un sueño americano. Pero fíjense que los sueños españoles son siempre fabricados con ladrillos. Em América los soñadores que últimamente han triunfado lo han hecho trajinando en la Red o en altas tecnologías.

  28. De acuerdo con el amigo neoyorkino, y añaod por mi cuenta el ejemplo europeo. ¿Qué nos pasa a los españoles? Es algo que nunca he sido capaz de entender.

  29. Efectivamente, yo recuerdo cuando media Europa venía a España , a comprar piso, porque estaban regalados y ahora son los españoles los que compran en Francia, sea piso de verano, sea finca en plan inversión.
    Parece increíble que los pisos en Madrid o Sevilla alcancen esos precios.Aquí en Francia la gente está preocupadísima porque no paran de subir pero no como en España. El problema aquí es que son los extranjeros los que compran las fincas , porque tienen más dinero, y hay regiones en donde ya no quedan para los hijos de la tierra, los agricultores, por ejemplo en Périgord.
    Por otro lado, cuando el precio de las fincas aumenta tanto , al moriir los dueños, los hijos no pueden pagar los impuestos que debebn al estado para poder heredar y se ven en la obligación de vender.

  30. estupendo artículo, hay que ver lo que son las modas,,, se acuerdan de aquello de la mobilidad laboral, recuerdan aquellas disputas de los ayuntamientos y poblaciones por la parada de estación, por el paso de carreteras, etc, etc. Antes había pueblos ricos y pobres,, sujetos a leyes pendulares de riquezas mineras y con glorias pasadas. Hoy no, hoy todos los consistorios municipales son ricos. Pero a las únicas poblaciones que claman por una parada de tren (Tomelloso) , o por más inversiones (Teruel) son las reales. Resulta que todos los ayuntamientos son ricos. ellos también que todos pueden soportar aumentos milenarios de población de la noche a la mañana, con todos los gastos que ellos suponen. Por eso con el paso del tiempo el aumento del impuestos municipal y su fraccionamiento dará como resultado que solo por vivir paguen los millonarios propietarios de los millonarios ayuntamientos.

  31. Pingback: xxx catalog
  32. Pingback: adult xxx disney

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.